Thursday, 5 August 2010

Casa Minimalista

Me he dado cuenta de que muchas veces se utiliza incorrectamente la palabra "minimalista" para definir interiores que no lo son en absoluto. Se suelen confundir diseños que son simplemente sencillos con esta corriente estética que, como cualquier otra, tiene sus orígenes y características. Buscando un ejemplo de verdadera estética minimal encontré esta casa en Okinawa, Japón, de lo arquitectos Shinichi Ogawa & Associates.




La casa sigue el famoso lema de Menos es Más que dictó Mies Van der Rohe en los años 60. El volumen es una caja prismática pura con un único hueco de entrada al interior en una de las paredes laterales. Diferentes usos comparten un mismo espacio. El comedor, la sala de estar y la habitación se disponen longitudinalmente frente a un patio exterior y un enorme ventanal que los divide. Como siempre en este tipo de relaciones, la proporción juega un papel muy importante.



Los servicios de la casa se encuentran separados de lo anterior por elementos modulares que van de suelo a techo. En ellos se esconden la cabina de inodoro y ducha así como zona de armario y almacenaje múltiple. La cocina se encuentra en una larga encimera que se transforma después en lavabo y continúa como zona de trabajo. Así se aprovecha el máximo espacio posible manteniendo una imagen unitaria. El todo prima sobre las partes.


El mobiliario se reduce a lo básico imprescindible y su diseño sigue el cánon de líneas puras y funcionalidad. Los paredes son lisas, sin ninguna ornamentación y los colores son neutros, nada que llame la atención y consiga reflejar la luz cenital que entra por el patio. Los materiales empleados son naturales: cemento, madera y cristal.



La iluminación por la noche no tiene acentos, se ilumina todo por igual siguiendo una modulación en el techo. La única luz algo más dramática es la del patio, que baña la pared de enfrente como si fuera un telón de fondo y que se puede apagar para proyectar imágenes de cine y televisión. De día, la luz natural inunda toda la casa. 

Espero que esto os haya servido tanto como a mí para poder distinguir de ahora en adelante un interior minimal de otros interiores modernos y, por qué no, para apreciar un poco más esta estética que muchas veces parece deshumanizada pero que, al fin y al cabo, lo que persigue es un ambiente de armonía y equilibrio que no nos viene mal en los tiempos que corren.

1 comment:

  1. Que bueno Daniel! Yo me perdí la el discurso sobre el minimal en iade. A mí también me molesta que se la lame minimalista a todo lo que tenga estética "moderna"

    ReplyDelete

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...