Monday, 6 September 2010

Vivienda colorista + Arte conceptual

Este loft del Brooklyn neoyorquino contiene una impresionante mezcla de muebles de diseño y obras pictóricas geométricas de los años 60 y 70. El resultado es un espacio muy colorista, ordenado y dinámico donde el arte encuentra perfectamente su lugar junto a comedores, espacios de trabajo e incluso una habitación infantil.





La vivienda está repleta de obras de Josef Albers, Sol LeWitt y Georg Karl Pfahler entre otros artistas del Op art, el Minimalismo o la Pintura de borde duro. Los techos altos y la tipología geométrica de los cuadros permite exponer verticalmente una gran cantidad de obras en la vivienda sin necesidad de ser un espacio grande ganando además en sensación de amplitud a pesar del pasillo que recorre la vivienda.




La sala de estar combina muebles de Ikea con clásicos del diseño como el sillón Womb de Saarinen o el Polder Sofa de Hella Jongerius mientras que en la cocina-comedor las sillas Panton y la mesa de cristal de Alberto Meda son el complemento perfecto para el díptico de Richard Anuszkiewicz.




El dormitorio y el resto de estancias están separadas del pasillo por mamparas de vidrio transparente para que la luz natural pase sin obstáculos. Las paredes son de un blanco roto algo cálido muy apropiado para conseguir un ambiente acogedor entre tanta obra conceptual que como podéis ver también llega hasta el baño principal.





Lo que más me sorprende de esta vivienda es cómo han conseguido unificar el mobiliario y la obra de arte sin que ninguna pieza quite protagonismo a la que tiene al lado y también la bonita mezcla de colores y tonos. Me parece tan difícil el tema del color que cuando veo algo así, tan bien hecho, me pregunto si algún día podré llegar a hacer algo parecido. De momento hay que aprender de espacios como éste. Qué os parece a vosotros?

2 comments:

  1. Si, lo del color es complicado, siempre es más fácil diseñar en blanco y negro. Aquí está bien hecho, aunque creo que sobra esa alfombra estilo tarot en el salón. El interior es alegre sin llegar a ser demasiado infantil ni caotico. Me llama la atención la habitación con pared de cristal. Buena visibilidad, luz y sensación de diafanidad, pero zero privacidad. Cortina(?)

    ReplyDelete
  2. Hay cortina aunque no se aprecia bien en las fotos, a mi me parece bien esta solución siempre que no se quiera tocar la distribución antigua y se trate de evitar el efecto pasillo, como creo que han pensado aquí. De otra forma no.

    ReplyDelete

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...