Sunday, 21 November 2010

Concrete Wall

"Revestimientos de pared únicos y realistas". Así es como se vende en su web esta empresa noruega dedicada al papel pintado. Muy alejados de los tradicionales dibujos de flores y rayas, Concrete Wall ofrece texturas que imitan muros de hormigón y ladrillos vistos, incluso con las grietas, las humedades y la suciedad que éstos acumulan con el paso del tiempo.

     


Estos papeles puestos en la pared de un salón o un comedor dan una toque muy actual. Además tienen en su mayoría una base de color neutro, lo que permite combinarlo prefectamente con cualquier tipo de mobiliario, ya sea vintage o moderno. También hay otras opciones como muros con graffitis coloridos que quedaría genial en la entrada de una casa o una habitación juvenil.






Está claro que la mejor opción es que sea la propia arquitectura la que te proporcione estas  bonitas texturas pero si no quieres meterte en líos de obra es una opción fácil y limpia para darle a tu espacio un nuevo look. El precio? Me temo que no será barato... pero ya sabéis, la originalidad y la novedad también se pagan!

Friday, 19 November 2010

Vinoteca Albert Reichmuth de Zurich

A veces una idea sencilla y barata se convierte en el mejor de los diseños. Eso es lo que ha ocurrido en esta tienda de vinos de Zurich del estudio suizo OOS, las propias cajas que guardaban los vinos se amontonan, entran, salen e incluso vuelan por encima de las cabezas creando una rejilla tridimensional muy atractiva.





Pero hasta lo más simple tiene detrás un trabajo enorme en el que nada se deja al azar, por ejemplo: la barra de bar tiene el color granate brillante del propio vino, los rótulos de señalización estan grabados en la caja como lo estarían las denominaciones de origen, y los downlight del techo tienen las mismas -o casi- dimensiones de las botellas con las que se confunden.



Me gustan este tipo de diseños que con poco hacen mucho, el diseño con mayúsculas. Un ejemplo más donde mirar y aprender.

Wednesday, 17 November 2010

David Taylor

Natalia y yo estamos en pleno proceso de búsqueda para nuestro proyecto y la verdad es que encontrar la pieza adecuada para cada lugar no es tarea fácil. Uno de los deseos de nuestro cliente es conseguir un ambiente cálido en su casa y lo mejor para conseguirlo es una buena iluminación a base de pequeñas lámparas bien distribuidas. He descubierto recientemente al diseñador de lámparas sueco David Taylor y la verdad es que cualquiera de sus diseños encajaría a la perfección en este proyecto. Lástima que por precio no esté al alcance porque son preciosas!





Taylor juega con tubos de latón y apliques reutilizados de otras piezas, uniéndolos en ramificaciones para romper con la tradicional lamparita de mesa. Tanto los materiales como las formas utilizadas mantienen un aire clásico en la lámpara que lo hace perfecto para interiores que mezclan antigüedad y modernidad, ambientes bohemios y nostálgicos.





Mención aparte merece esta última creación, con muñecos descabezados y una bombilla en su lugar. Hace un tiempo hubiera dicho que me parece un horror algo así pero últimamente estoy desarrollando un extraño sentido del humor en esto del diseño y debo decir que me encanta. 

Taylor pertenece a MADE BY, un estudio en el que además realizan otro tipo de objetos con metal como protagonista, os dejo el enlace.

Monday, 15 November 2010

La muerte como inspiración

Así de duro y así de real. Puede la muerte inspirar a la arquitectura? La Eastern Design Office se encontró con este delicado reto en esta vivienda de 73 m2 en Japón. Su inquilino, un anciano solitario, quería una casa donde esperar el fin de sus días de la mejor manera posible. Quzás no todas las personas tengamos la valentía de afrontar este hecho con la madurez necesaria, por eso la concepción de este proyecto tiene un valor que trasciende a la arquitectura como disciplina técnica. No se trata de ofrecer una mejora práctica, no se trata de dar un futuro, si no de la triste poética de decir adiós.





La casa está situada en una playa, a 150 metros de la orilla del mar. La orientación Este, además de crear vistas sobre el mar, tiene un por qué: el sol sale siempre por ese lado de la casa simbolizando así la esperanza de un nuevo día.





La forma del ventanal principal tampoco es caprichosa. Los diseñadores japoneses se inspiraron en el vuelo de una mariposa, un animal que tiene en su ciclo de vida una metamorfosis, el fin de una etapa y el comienzo de una nueva como un ser bello que alza el vuelo buscando nuevos caminos.



La distribución es bastante sencilla, pocos metros cuadrados divididos en tres zonas triangulares que acogen el salón, el dormitorio y los servicios principales. Entre medias los tabiques separadores no son ciegos si no que también tienen huecos por donde entra la luz y se generan bonitos encuadres del espacio.


Recomiendo una visita a la web de los autores pues tienen proyectos tan especiales como este y con una mirada sobre la arquitectura muy estética y profunda. Respecto a esta casa, qué os parece? Creéis en la importancia de tener un lugar para dejar este mundo? O lo veis como una idea triste y decadente?

via Yatzer

Sunday, 14 November 2010

Restaurante Silk Road | Karim Rashid

Las Vegas es una ciudad sin medida, para bien y para mal. Una ciudad creada a partir de la nada donde cualquier excentricidad, lujo u horterada caben para asombro del ser humano. Por eso Karim Rashid debe sentirse en ella como pez en el agua. Qué mejor lugar para dar rienda suelta a sus diseños más atrevidos y kitsch! En el restaurante Silk Road desvela su universo de color, brillos y formas sinuosas que, como siempre, no deja indiferente.





El rasgo principal del espacio son sus paredes revestidas con papel metálico a partir de un diseño del propio Rashid. El tono cobre elegido es llamativo y poco usual pero combina perfectamente con el laminado de madera de la barra y los techos. Además al ser un poco espejado amplía visualmente los espacios más estrechos.





Gran parte del mobiliario está hecho para la ocasión, desde bancos para mesas redondas hasta burbujas de fibra de vidrio que sirven como asiento en la recepción. Los leds de las paredes iluminan formas visualmente muy potentes con la habitual sensación voluptuosa del diseñador. Lo que parece estar menos pensado es la iluminación general. Ese techo sembrado de halógenos no me parece estar a la altura del resto del espacio.




La combinación de colores es una vez más arriesgada, mezclando los tonos anaranjados y cobrizos con violetas muy fuertes o verdes pálidos. También hay mucha mezcla de texturas: madera, metal, fibra de vidrio, tapicería y moqueta, nada más y nada menos.



El resultado al final es un restaurante-bar-lounge a veces lujoso, a veces íntimo, para disfrutar de una oferta gastronómica multicultural. Precisamente es el toque multicultural y ultramoderno de Karim Rashid lo que me encanta de él y que sospecho que los propietarios del local buscaban. En definitiva y por si no lo sabíais: I LOVE KARIM RASHID.

Sunday, 7 November 2010

Líneas y más líneas

Buscando el otro día lámparas de araña en internet me encontré con el trabajo de Marie Christophe. Un trabajo que camina entre la decoración y la escultura, con piezas y lámparas hechas en hilo de alambre. La artista francesa retuerce y moldea estos alambres como si se trataran de líneas dibujadas en un papel, y lo hace con una gran sutileza y sentido estético empleando además en sus creaciones adornos de colores y cristales.



Sus diseños me gustan mucho y me han hecho pensar en el poder de fascinación que tiene una simple línea negra sobre un fondo, ya sea plano o tridimensional. En este camino se encuentran también los japoneses de Nendo, que en su exhibición Think black lines indagan en los contornos creando superfícies y volúmenes transparentes en el aire.



Posiblemente tanto Marie Christophe como Nendo encontraran inspiración en los cuadros de la artista de los 60 Bridget Riley, que únicamente a base de líneas negras sobre fondo blanco creó una serie de sensaciones ópticas que se pusieron muy de moda y que aún hoy siguen vigentes.


Pero el verdadero genio de la expresión a través de la línea fue el dibujante, pintor y escultor Alberto Giacometti. Sus obras encerraban una particular visión de la realidad. Una percepción propia, casi surrealista, en la que las personas pierden su escala y se convierten en sombras alargadas o rostros y cuerpos enjaulados en miles y miles de líneas, como si solo les dejara el alma.




Giacometti en uno de mis artistas preferidos del siglo XX, por cómo consigue emocionar con la mínima expresión. Quizás algunos cuando vean sus obras piensen que le falta algo, que está inacabado. Todo lo contrario. El poder de la línea está precisamente en eso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...