Monday, 15 November 2010

La muerte como inspiración

Así de duro y así de real. Puede la muerte inspirar a la arquitectura? La Eastern Design Office se encontró con este delicado reto en esta vivienda de 73 m2 en Japón. Su inquilino, un anciano solitario, quería una casa donde esperar el fin de sus días de la mejor manera posible. Quzás no todas las personas tengamos la valentía de afrontar este hecho con la madurez necesaria, por eso la concepción de este proyecto tiene un valor que trasciende a la arquitectura como disciplina técnica. No se trata de ofrecer una mejora práctica, no se trata de dar un futuro, si no de la triste poética de decir adiós.





La casa está situada en una playa, a 150 metros de la orilla del mar. La orientación Este, además de crear vistas sobre el mar, tiene un por qué: el sol sale siempre por ese lado de la casa simbolizando así la esperanza de un nuevo día.





La forma del ventanal principal tampoco es caprichosa. Los diseñadores japoneses se inspiraron en el vuelo de una mariposa, un animal que tiene en su ciclo de vida una metamorfosis, el fin de una etapa y el comienzo de una nueva como un ser bello que alza el vuelo buscando nuevos caminos.



La distribución es bastante sencilla, pocos metros cuadrados divididos en tres zonas triangulares que acogen el salón, el dormitorio y los servicios principales. Entre medias los tabiques separadores no son ciegos si no que también tienen huecos por donde entra la luz y se generan bonitos encuadres del espacio.


Recomiendo una visita a la web de los autores pues tienen proyectos tan especiales como este y con una mirada sobre la arquitectura muy estética y profunda. Respecto a esta casa, qué os parece? Creéis en la importancia de tener un lugar para dejar este mundo? O lo veis como una idea triste y decadente?

via Yatzer

No comments:

Post a Comment

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...