Saturday, 8 January 2011

Edificio en la Calle Prater, Budapest | Atelier Peter Kis

Este edificio de pisos levantado en la Calle Prater de Budapest, Hungría, es un ejemplo de cómo hacer buena arquitectura en un barrio residencial. Volumétricamente no tiene un diseño espectacular, más bien está integrado en la estética del paisaje urbano que lo circunda. Sin embargo se ha conseguido un matrimonio perfecto entre esta forma integradora de "hacer ciudad" y una potente idea visual en su realización que rompe con la tediosa monotonía de los edificios que parecen estar hechos en serie. Un proyecto de los arquitectos húngaros atelier peter kis.





Lo que hace destacar a esta construcción sobre las otras son las pasarelas que unen un edificio con el otro y las terrazas, más salientes de lo habitual y de distinta longitud cada una de ellas. Una idea que aporta dinamismo, ritmo y alegría de una forma poco usual.




El edificio, que en realidad son dos, tiene forma de una "L" rota que los arquitectos propiciaron para la entrada de luz natural y para generar un patio en la planta baja. Y para no romper la unidad del todo conectaron ambos mediante las pasarelas exteriores. La disposición en "L" facilita el observar dos caras distintas del edificio, el lado largo y el lado corto, desde un mismo punto de vista.











Maqueta del proyecto


Distribución en planta tipo

Sección longitudinal

Un ejemplo más de como se puede hacer mucho simplemente con algo de originalidad. Ojalá todos los planes urbanísticos de las ciudades contemplaran más la estética de los edificios residenciales y no solo en las zonas nobles. Ayuntamientos del mundo, tomad nota!

No comments:

Post a Comment

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...