Thursday, 3 March 2011

Loft en bruto + Minimalismo

Quizás la palabra loft no sea la más apropiada para designar esta vivienda de Barcelona. Es cierto que no tiene puertas y que algunas zonas comparten espacios, sin embargo la singularidad de su arquitectura interior delata un paso más allá en el famoso y tan valorado estereotipo neoyorquino. Para empezar los revestimientos se han mantenido en bruto, sin tratamientos, con sus ladrillos vistos y restos de pinturas. Sólo se han incluido dos nuevos materiales al espacio: parquet industrial y resina epoxi. La inteligente propuesta del arquitecto Gus Wüstemann para su propia casa ha sido una caja dentro de la vivienda que separa la zona noble de los dormitorios y servicios.






Para ello se inspiró en una gran cruz blanca -realizada con resina epoxi- que zonifica y distribuye de una forma muy eficaz y poco vista. En los pasillos formados por esta cruz se encuentra la cocina y armarios empotrados con instalaciones. Las estancias cuadradas que genera se dedican a habitaciones y otros usos. La iluminación se basa exclusivamente en foseados tanto en techo como a un nivel más bajo que proporcionan luz indirecta, poco agresiva y con mucho encanto.































El resultado es un interiorismo sincero pero limpio a la vez. Sin elementos que distorsionen la visión de la casa como lo que es: un espacio abierto con zonas más íntimas. Me parece perfecta la fusión del concepto loft con este minimalismo pulcro, juntos pero no revueltos, un espacio increíble para vivir.

2 comments:

  1. Ah, me encanta Dani! Vete pensando como vamos a hacer para conseguir esas paredes gastadas en mi casa!!

    ReplyDelete
  2. Pues con pico y pala. Adiós al horrible gotelé!!!

    ReplyDelete

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...