Monday, 21 November 2011

The Waterhouse Hotel | Neri & Hu

El progreso chino pasa como un rodillo por encima de todo y de todos. Ignorar lo que se hace en este momento en el gigante asiático es darle la espalda al futuro y por tanto un imperdonable error por nuestra parte. Así lo ha entendido el jurado del Inside Festival que ha designado a este hotel de Shanghai World Interior of the Year, ni más ni menos. El proyecto lo merece así que perdonadme de antemano la extensión.
























































The Waterhouse es un hotel de lujo ubicado en el sur de Shanghai, junto a los muelles, en un antiguo edificio perteneciente al ejército japonés. La reforma, más que al pasado del edificio, hace referencia al carácter de los muelles y su relación con el río Huangpu. Por eso el interior no hace guiños al estilo industrial como tal si no que más bien es una conjunción de los conceptos nuevo y viejo de una forma clara y limpia, sin mezclarlos arbitrariamente. No hay instalaciones vistas ni muebles industriales si no una nueva arquitectura unida a un espacio casi en ruinas que no se esconde ni disimula.


Los espacios promueven el estilo de vida oriental donde el lujo se traduce en habitaciones amplias y cómodas. Los colores blancos y neutros se suman al hormigón de nueva factura y las paredes originales de ladrillo. Mobiliario justo, sin elementos superfluos, luz natural en lugar de la artificial y distribuciones atractivas como sello de indentidad. Los pequeños detalles son en este caso los más importantes.





Las zonas comunes, patio y azotea, son las que mejor reflejan la idea principal del proyecto. Un edificio que habla con su entorno, la zona industrial de los muelles, gracias a un volumen en la planta superior revestido de acero corten. El óxido de este material y el juego de ventanas y contraventanas del patio recuerdan a los barcos que pasan cerca de allí. Sin duda un acierto que aporta la personalidad necesaria a este hotel ya de por sí atractivo por sus servicios.



En definitiva, el lujo real de este hotel reside en las innovaciones que propone el estudio de Neri & Hu más allá de convenciones habituales que suelen dar las ansiadas estrellas. El espacio, la muestra tan sincera del pasado y la visión limpia del futuro se vuelven en alicientes que han hecho de este proyecto algo reconocido a nivel internacional. Para mí sin duda uno de los mejores interiores de los últimos años.


Fotos de Pedro Pegenaute, Derryck Menere y Tuomas Uusheimo.

2 comments:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...